Cuida tu boca, cuida tu corazón
Olvídate del Blue Monday: Estas son las ventajas de sonreír
20 de enero de 2020
Empastes dentales: definición y tipos
13 de octubre de 2020
Mostrar todo

Cuida tu boca, cuida tu corazón

Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón y en Yanesdent queremos recordarte la importancia de cuidar la salud bucodental para prevenir la aparición de las enfermedades cardíacas. Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en el mundo y son aquellas que afectan tanto al corazón como a los vasos sanguíneos.

Seguramente te estarás preguntando cómo puede afectar tu boca al corazón y es que, aunque no lo asocies en un primer momento, la salud bucal es vital para garantizar la salud de nuestro organismo en general.

¿Cómo afecta la salud bucodental a tu corazón?

Las bacterias y gérmenes que están presentes en nuestra boca viajan hacia el resto del organismo a través de la sangre. Si estas bacterias llegan al corazón, pueden causar una inflamación que da lugar a enfermedades como la endocarditis.

Por este motivo, es esencial que las personas que padecen enfermedades de las encías como gingivitis o periodontitis extremen las precauciones y visiten con regularidad nuestras clínicas con el fin de poder garantizar siempre el mejor estado de la boca.

Claves para cuidar nuestra boca

En primer lugar, se debe estar atento a cualquier problema que aparezca. Algunas señales de alerta son: encías rojas, inflamadas y que sangran con facilidad; presencia de pus o algún otro síntoma de infección; mal aliento; movilidad de las piezas dentales; etc.

De igual forma, es fundamental mantener la cavidad oral libre de bacterias y gérmenes que puedan llegar al corazón por medio del torrente sanguíneo. Para ello, se debe cumplir estrictamente la rutina de higiene.

En definitiva, si conseguimos tener una muy buena salud bucodental, reduciremos los riesgos de sufrir una enfermedad cardiovascular. En nuestras clínicas dentales Yanesdent estaremos encantados de ayudarte a cuidar tu boca y también tu corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *