Cuando extraer las muelas del juicio

Las muelas del juicio son las últimas piezas dentales en aparecer y lo hacen ya en la edad adulta, lo que hace que en torno a ellas se generen múltiples informaciones dudosas que traen consigo la incertidumbre de no saber qué esperar o no de ellas.

Consideraciones sobre las muelas del juicio

Las muelas del juicio se consideran como una prueba de la evolución del hombre, vestigios de los terceros molares que los ancestros de los humanos actuales utilizaban para masticar, han explicado. Partiendo de su origen, los expertos han especificado que son cuatro, los últimos molares en aparecer o erupcionar, y se ubican en la zona posterior de cada arco dentario.

Una de las creencias falsas más extendidas es que las muelas del juicio le deben su nombre al dolor que provocan, pero aclaremos que “su nombre se debe a que su aparición se da cuando se alcanza la edad adulta o de mayor juicio, entre los dieciocho y los veintidós años de edad“.

Lo que sí es cierto es que las muelas del juicio pueden no aparecer durante toda la vida, aunque por este mismo motivo los expertos recomiendan que “a partir de los dieciocho años se acuda al dentista para una evaluación respecto a ellas, y así informarnos sobre si van a aparecer, cómo es su desarrollo y si será o no necesario extraerlas”.

Aparición de las muelas del juicio

Tenemos que recordar que no hay una edad determinada o preestablecida en la que aparezcan estos molares. Cada persona tiene su ritmo de crecimiento, aunque tienden a salir en la adolescencia, éstas pueden llegar a salir bien entrada la edad adulta.

Si están apareciendo las muelas del juicio es normal que se tenga dudas y no se sepa si se pueden quedar como están o si tienen que extraerlas. Se puede realizar una cita con un odontólogo para que realice una revisión e informe del estado en que se encuentran. Muchas veces, la muela está totalmente sana y tiene espacio. Pero en otras ocasiones, la muela está infectada o ha salido doblada y acabará dando problemas.

Y es que las muelas del juicio producen más que un dolor de cabeza. Llegado el momento, muchas personas a las que les están saliendo sienten molestias, inflamación, dolor y otros síntomas. La pregunta es:

¿Cuándo tenemos que extraer las muelas del juicio?

En el caso de que el odontólogo verifique que se necesita extraer las muelas del juicio, lo mejor es que se realice cuanto antes para evitar que sigan creciendo, y así la intervención será más sencilla. Si se tiene la duda si es recomendable extraer las muelas del juicio, la respuesta es sí.

Hay que tener en cuenta que la extracción de estos molares no representará ningún cambio estético ni su extracción impedirá comer con normalidad. Además se trata de una intervención muy sencilla de menos de una hora.

¿Cuándo extraer las muelas del juicio?

  • El diente no tiene espacio para salir.
  • Si la muela tiene una patología infecciosa o quísticaque no se puede tratar de manera -convencional.
  • Se extrae la muela del juicio si se ha quedado a medio camino en la cubierta de la encía. Esto provocaría que se acumularan restos de comidas y podría provocar una infección.
  • Si las muelas del juiciohan crecido torcidas pueden afectar al resto de las piezas dentales por lo que también será conveniente extraerlas.
  • En el caso de que se tenga un quisteen esa zona, el dentista recomendará quitarla también.
  • El dolor intenso y las molestias continuadas son claros síntomas de que estos molares no están creciendo de la manera en la que deberían.

Tratamiento postoperatorio de la extracción de una muela del juicio

El postoperatorio de una muela del juicio también es sencillo y no presenta complicaciones siempre y cuando se sigan las instrucciones del especialista. Lo normal es que después de la operación se sienta dolor e incluso puedes llegar a sangrar un poco durante un día.

Por este motivo, el dentista pondrá una gasa que se deberá apretar durante veinte minutos e ir cambiando para limpiar el sangrado. En cuestión de un par de semanas se podrá volver a masticar con total normalidad.

Para que la recuperación de las muelas del juicio sea más fácil se puede seguir los siguientes consejos:

  • Tomar la medicaciónque te haya recomendado tu dentista.
  • Poner hielosobre la mejilla para aliviar el dolor.
  • Ser extremadamente cuidadoso con la higiene oral.
  • Hacer enjuagues bucalescon agua templada y sal dos o tres veces al día.
  • No fumar, al menos las primeras veinticuatro horas.

Si se tiene cualquier complicación después de la operación como vómitos, fiebre o algún hematoma en la piel se deberá consultar con el odontólogo.

¿Es necesario extraer las muelas del juicio?

Algunos expertos afirman que no tienen que extraerse siempre, la gente tiene una concepción errónea con respecto a lo anteriormente planteado. Realmente solo una parte pequeña de toda la población no dispone del espacio que necesita la muela del juicio para salir, por ello pueden salir correctamente sin necesidad de quitarlas.

Cuando sí necesitan intervención médica es cuando las muelas adoptan una posición anormal. Esto implicará que queden retenidas total o parcialmente dentro del hueso o francamente impactadas contra los segundos molares.

Aun así, la mentalidad general es que las muelas del juicio van a descolocarnos todos los dientes de la boca, pero esto no es verdad. Es posible que las muelas del juicio provoquen el desplazamiento de los dientes cercanos, pero no ejercen tanta fuerza como para descolocar toda la dentadura.

Por último, lo que sí es cierto es que la aparición de los cordales, terceros molares o muelas del juicio conlleven fuertes dolores faciales, hinchazón y diversas molestias, aunque también han aclarado que al erupcionar los cordales puede que no se genere ninguna molestia.